Nuestro producto estrella: Le Prince de Paris

Características

Le Prince de Paris, nuestro jamón cocido, es un producto emblemático que ofrecen algunos de los mejores restaurantes en París. Su sello de la torre Eiffel es un signo inequívoco de que el jamón es uno de los valores estables del terroir parisino.
La familia Le Guel elabora el jamón de París respetando la tradición que data del siglo XVII.
Totalmente parisino. Absolutamente parisino… El producto ha atravesado siglos y le ofrece el sabor del pasado.
Completamente hecho a mano, el jamón de París se prepara con salmuera de sal de Guérande, lo que le proporciona un sabor salado sin aumentar el contenido de sodio.
La familia Le Guel sigue escrupulosamente un proceso exigente de una receta probada a la que añade un toque personal secreto.
Prince de Paris se puede distinguir de sus competidores industriales a primera vista: la carne firme, densa y mate de color rosa claro difiere completamente de las lonchas uniformes de jamón amasado y procesado químicamente.

Tradicionales y jugosas, las lonchas gruesas de Prince de Paris gozan de popularidad entre los niños y sus padres. El jamón ha encontrado su sitio en las recepciones y grandes ocasiones, pero también embelesa a los amantes de picnics y sándwiches.
Gracias a la unión de sencillez y gran calidad, Prince de Paris lógicamente forma parte de los platos típicos de bares parisinos: muchos de los mejores sándwiches croque­monsieur y de los bocadillos jambon­beurre de la ciudad llevan el jamón Prince de Paris.

Consejos de preparación

Nuestros jamones son productos naturales, hechos sin conservantes, por lo que se deben consumir rápido – preferentemente a temperatura ambiente. El jamón de París luce en todo tipo de recetas: simples y elaboradas. Las lonchas finas le permiten liberar todo su sabor. Se puede probar solo, enrollado en pincho, en sándwiches croque­monsieur o en bocadillos elaborados. El jamón también sabe delicioso si está acompañado con verduras pequeñas o frescas. Se puede complementar con una sabrosa mostaza de gran calidad y junto con un buen vino de Burdeos es ideal.

Receta

CROQUE MONSIEUR

Ingredientes

Para 3 sándwiches croque­monsieur:

  • 6 rebanadas de pan de molde
  • 150 g de jamón cocido Prince de Paris
  • 100 g de queso Comté recién rallado
  • 1 bechamel casera

Para la bechamel casera:

  • 20 g de mantequilla
  • 20 g de harina
  • 250 ml de leche
  • sal y nuez moscada

Preparación

Paso 1

Para preparar la bechamel:

Derretir la mantequilla a fuego lento, después añadir la harina, sal y nuez moscada. Remover la harina con un batidor durante unos minutos. Seguir removiendo e irañadiendo la leche fría poco a poco. Dejar que se espese, dejar cocer. Verter en un bol, cubrir con film plástico y enfriar.

Paso 2

Para preparar el croque­monsieur: Untar la bechamel fría en cada rebanada de pan. Añadir algo más de la mitad del queso rallado en la mitad de las rebanadas.

Paso 3

Es mucho mejor rallar el queso personalmente. Colocar el jamón Prince de Paris sobre el queso rallado.

Paso 4

Cubrir las rebanadas de pan que llevan el queso y el jamón con las otras rebanadas, con la bechamel boca abajo. Apretar los sándwiches para unir bien las dos rebanadas. Precalentar el horno a 190 °C.

Paso 5

Untar el resto de la bechamel en la parte superior de los sándwiches y cubrir con el resto del queso rallado.

Paso 6

Colocar los sándwiches en una bandeja de horno cubierta con papel de horno y ponerlos al horno – unos diez minutos hasta que se doren.

Paso 7

Servir inmediatamente con ensalada y ¡a disfrutar! Siempre tan delicioso… ¡Nos encanta!